ALBERGUE JUVENIL
2021

albergue_logo

El albergue nace con la idea de ser un centro de actividad alternativo en Totana. Centrandose en el viajero joven y su sed de nuevas experiencias, se crean espacios sociales que facilitan esa necesidad de compartir y de relacionar.

El hostel no solo se centra en el viajero, sino támbien en la ciudad y sus habitantes, intentando relacionarse con el entorno de diversas maneras. Las habitaciones son empujadas al exterior con balcones para impulsar esta idea. La fachada dispone de una serie de elementos verticales que, de nuevo, hacen mención a la ciudad y sus valores intrínsecos: Cielo, Vegetación, Piedra y Tierra.

Trata de un albergue juvenil de 24 habitaciones para 2, 4 y 8 (8 de cada tipo). Hay que incluir una cafetería, salón de actos y una sala de exposiciones, los tres con acceso público y separándose del albergue.

El solar está situado en un barrio de tradición alfarera de Totana, Murcia. Tiene forma de triángulo y hay un desnivel de 4,6 metros en el lateral este. Además, tiene vistas al sur de la rambla y al oeste del arco de las Ollerías.

Al edificio se le recorta el pico del triángulo para permitir más espacio en los interiores de esa zona, en este chaflán se coloca el vestíbulo del albergue que sigue a un pasillo para subir a las diversas plantas. En la fachada sur se producen las entradas a los distintos espacios públicos que están conectados entre sí.

Las plantas de habitaciones están formadas por un pasillo a norte que da a los distintos espacios, a noreste se coloca una zona para los distintos servicios de funcionamiento del albergue, a oeste hay una cocina para los alberguistas y a sur se colocan las habitaciones, cada una con una terraza mirando a la rambla. Estas terrazas se producen de forma escalonada para tener también vistas del arco. Por último, En la planta superior hay una amplia terraza en vez de la cocina.

Fijando en los valores de la ciudad, la fachada está compuesta por barras cerámicas, reflejando la tradición. Estas barras están coloreadas según los 4 colores principales de la ciudad. En las zonas de retranqueo, se quitan las barras para diferenciar la diferencia de espacios.

Publicado en el libro «Rehabilitar Totana» (ISBN 978-84-17853-49-5)